Juan Meléndez Valdés, "Batilo"



El de 24 de mayo de 1817 hizo 200 años que fallecía Juan Meléndez Valdés en la localidad francesa de Montpellier. Con motivo de esta efeméride, el ayuntamiento de Ribera del Fresno, en colaboración con la Diputación de Badajoz y la junta de Extremadura, ha convocado I Premio Nacional de poesía “Meléndez Valdés”.
Juan Meléndez Valdés fue un personaje muy polifacético, ya que destacó como jurista, político y poeta; y fue conocido con el apodo de “Batilo”. Nació en Ribera del Fresno (Badajoz) en 1754 y murió exiliado en Montpellier (Francia) en 1817 a los 73 años de edad. Por sus ideas progresistas fue acusado de afrancesado y sufrió destierro y exilio. Está considerado el poeta español más importante del siglo Neoclasicismo español.
Son muchos los datos interesantes de su vida, pero podríamos destacar, entre otros, el premio que recibió en 1780 por la Real Academia de la Lengua a su poema “Batilo”, égloga en alabanza de la vida en el campo, hecho que aumentaría su fama como poeta; la cátedra que ejerció en Salamanca o su magistratura, que desempeñó como Alcalde del Crimen en Zaragoza.
En 1791, el regente de la Audiencia de Extremadura le encargó la redacción de su discurso de apertura, texto que se ha convertido en uno de los más importantes para la historia de Extremadura.
Meléndez vivió apartado de la corte durante un periodo de diez años, entre 1798 y 1808. Si bien, este último año, cuando ya contaba con 54 años de edad, fue esencial en su vida. A comienzos de 1808 seguía desterrado en Salamanca, pero los sucesos de Aranjuez llevan al trono a Fernando VII, y una de las primeras decisiones del nuevo rey fue llamar al poeta, que volvió a Madrid, donde compuso uno de sus poemas más famosos: Alarma española.
Ahora bien, la llegada al trono de José I hace que cambie su ideología y se convierta en afrancesado. Los franceses lo nombran consejero de Estado y académico de la lengua, en agradecimiento escribió versos de elogio al Rey José Bonaparte.
No obstante, en 1813, los franceses son derrotados y Valdés abandona España en un convoy de españoles afrancesados, donde comenzó un exilio en Francia de cuatro años hasta su muerte en Montpellier, el 24 de mayo de 1817.
Meléndez escribió dos tipos de poesía: la primera, influida por Cadalso, de tipo pastoril, donde el amor era el tema principal; la segunda de carácter filosófico, que terminó con un compromiso político y social.
Algunos de sus poemas más conocidos son El amor mariposa, La paloma y A unos lindos ojos.

Suelta mi palomita pequeñuela,
y déjamela libre, ladrón fiero;
suéltamela, pues ves cuánto la quiero,
y mi dolor con ella se consuela.

Tú allá me la entretienes con cautela;
dos noches no ha venido, aunque la espero.
¡Ay!, si esta se detiene, cierto muero;
suéltala, ¡oh crudo!, y tú verás cuál vuela.

Si señas quieres, el color de nieva,
manchadas las alitas, amorosa

la vista, y el arrullo soberano, ...
Juan Meléndez Valdés "La paloma"


Laura Pérez Alique, 4º ESO

Comentarios

Entradas populares de este blog

I Concurso de Microrrelatos. Biblioteca Pública de Guadalajara

IV Certamen literario agustiniano