Día europeo de las lenguas




El martes 26 de septiembre se celebró el Día Europeo de las Lenguas y con motivo de dicha celebración la profesora de Literatura Universal nos mandó escribir un pequeño texto sobre el tema.
En mi caso, como desconocía dicho acontecimiento, antes de ponerme a escribir me dediqué un ratillo a informarme en internet.

El Día Europeo de las Lenguas se celebra desde el año 2001 gracias a la decisión de la Comisión Europea y del Consejo de Europa, instituciones que representan a 800 millones de ciudadanos de 47 países. Dicho día rinde homenaje a las 200 lenguas que se hablan en la Unión Europea, de entre las cuales 24 son lenguas oficiales y 60 son regionales.

El conocimiento de la existencia de tantas lenguas en Europa, me ha llevado a pensar en mi propia lengua, el español o castellano, sobre su importancia y el lugar que ocupa en el mundo. Sabes que, según la vigésima edición de The Ethnologue: Languages of the World (2017) que recoge el listado de lenguas más habladas, se sitúa en tercer lugar con 528 millones de hablantes.

Pero, siendo tantos los hablantes de español, lo que más me llama la atención cada día es ver cómo la sociedad, la economía, la migración o los medios de comunicación entre otros factores influyen en el préstamo de voces de unas lenguas a otras. ¿Te has parado a pensar alguna vez cuántas palabras inglesas utilizas cada día? Son numerosísimos los términos del inglés que empleamos en cualquier campo, desde el mundo del ocio y el deporte, hasta la educación y los negocios, si no, observa esta pequeña lista con anglicismos que suelo oir o utilizar en mi día a día: stop, blog, copyright, ebook, post, parking, warm up, shopping, what happen?, spam, bulling, brainstorming, coach, coaching, community manager, online, feedback y todo un largo etcétera. En una sociedad como la actual, donde dominan la globalización y el mercado americano, es imposible luchar contra el uso del inglés. Está muy bien utilizar un anglicismo cuando nuestra lengua no tiene un término para designar esa realidad lingüística, pero ¿por qué cambiarla o adoptarla cuando ya tenemos una?

Desde aquí te animo a que utilices el español, es una lengua preciosa, rica en términos y con mucha historia. Fíjate que bien suenan términos como entrenador, entrenamiento, libro electrónico, en línea, acoso o lluvia de ideas.

Alumnos de 1º de Bachillerato.

Comentarios

  1. ¡Me parece una idea genial! A ver si desde Alemán os podemos mandar algo. ¡Suerte!

    ResponderEliminar
  2. Si!, coincido con Antonio. Es una genial iniciativa!

    Ánimo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Juan Meléndez Valdés, "Batilo"

I Concurso de Microrrelatos. Biblioteca Pública de Guadalajara

IV Certamen literario agustiniano